El inicio del verano trae consigo objetivos físicos para lucir espectacular el bañador y la vestimenta típica que  suele usarse en esa temporada, y  uno de los objetivos más comunes es bajar de peso.