GUÍA : OBESIDAD CAUSAS Y EFECTOS EN TU SALUD

GUÍA : OBESIDAD CAUSAS Y EFECTOS  EN TU SALUD

Esta artículo es una guía que tiene como objetivo educar sobre la obesidad, sus múltiples causas  y consecuencias. Más allá de las alarmantes estadísticas,  mi prioridad es que comprendas cómo esta condición causa estragos en tu salud, así como proveerte soluciones para prevenirla o revertirla.

La obesidad es una condición en la que su cuerpo tiene exceso de peso. Las personas obesas generalmente corren el riesgo de desarrollar complicaciones perjudicial en su salud y/o enfermedades potencialmente mortales, las cuales desarrollaremos en las próximas líneas.

Sabemos que hay diferentes tipos de obesidad  y que esta enfermedad  es uno de los problemas de salud pública más preocupantes del siglo XXI, según la OMS, quien ha estimado que el 39% de la población mundial padece sobrepeso.

LA OBESIDAD  EN ESPAÑA

En España se calcula que el 17% de la población es obesa , siendo este el segundo país de Europa por detrás de Reino Unido en número de personas con esta enfermedad. Y lo más preocupante es es casi el 7% de los menores de edad  son obesos: “Son 11 millones de personas, entre adultos y niños, con obesidad en España”. 

Adicional a ello, la obesidad es ya la segunda causa de mortalidad evitable después del tabaco en España y uno de los factores que más disminuye la calidad de vida.

CONSECUENCIAS Y PREVISIONES EN CASOS DE OBESIDAD  EN ESPAÑA:

El informe sobre la prevalencia de sobrepeso y obesidad en España ‘The heavy burden of obesity’, llevado a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y el Ministerio de Sanidad, cita:

“Continúa aumentando la obesidad y el sobrepeso en hombres y en mujeres. En los últimos 30 años la prevalencia de obesidad en España se ha multiplicado por 2,4. Los datos de 2014 parecían indicar que la tendencia al aumento de las prevalencias de obesidad y sobrepeso podría estar frenando. Sin embargo, los resultados de esta encuesta no lo confirman. Con respecto a 2014, en 2017 ha aumentado tanto el sobrepeso (de 35,74% a 37,07%) como la obesidad (de 16,91% a 17,43%) en ambos sexos. Esto es especialmente marcado en mujeres. La diferencia entre ellos y ellas es muy pequeña en el caso de la obesidad pero muy importante y con tendencia creciente en el caso del sobrepeso”.

Lo más alarmante  es que se prevé según la revista española de cardiología  en el 2030 estas cifras no sólo aumentarán sino que afectará negativamente en el coste directo estimado para el Sistema Nacional de Salud  «Con esta tendencia, en 2030 se habrá incrementado un 16% el número de casos y un 58% su sobrecoste sanitario directo”.

 

No sólo debemos acreditarle a la mala alimentación y/o la falta de actividad física a esta enfermedad. Existe diversos factores que pueden causar obesidad, desde opciones de estilo de vida, afecciones hereditarias , hasta desequilibrios hormonales. Aquí enumero las principales…

 

Causas que ocasionan obesidad:

 

 

Estilo de vida sedentario:

Unas de la principal de ella es el estar mucho tiempo sentado. Pasamos entre 10-12 horas diarias mínimo inactivos. Saquemos cuentas. Si pasamos 8h de trabajo frente al ordenador , sumamos más 1h entre conducir o movilizarte para trasladarte del trabajo a casa y, de casa al trabajo ( 30 min mínimo c/u) van 9h.

Adicional a ello, al  llegar a casa te sientas nuevamente a ayudar a los niños a hacer las tareas ,o, te tumbas en el sofá a ver TV, y si es posible a adelantar trabajo pendiente ( poniendo por caso sólo 1h), estamos llegando a las 10h.

En otra otras palabras, si no haces suficiente ejercicio y consume más calorías de las necesarias, el exceso se almacena en forma de grasa, lo que provoca un aumento de peso. ¡Muévete!

Elecciones dietéticas deficientes:

Otro factor importante que puede aumentar su riesgo de obesidad son los tipos de alimentos que consume. Una dieta rica en alimentos procesados ​​y azucarados puede aumentar considerablemente tu IMC. Las bebidas alcohólicas también contienen muchas calorías, por lo que si bebes mucho y con frecuencia, aumentarás de peso más rápido.

Comer en restaurantes :

Es otra razón para el aumento de peso. Muchas comidas en restaurantes, especialmente las comidas rápidas, contienen muchas calorías, grasas nocivas y azúcar que pueden hacer que aumentes de peso. Si agrega bebidas azucaradas como refrescos , las calorías se suman aún más.

Genética:

Actualmente, existen cuatro trastornos genéticos asociados con la obesidad:

1. Síndrome de Alström:

Los síntomas definitorios de esta afección incluyen pérdida gradual de la visión y la audición, debilidad y agrandamiento del músculo cardíaco, diabetes tipo 2, obesidad y baja estatura. Esto es causado por una mutación en el gen ALMS1.

2. Síndrome de Prader-Willi:

una afección caracterizada por un tono muscular débil, crecimiento deficiente y retraso en el desarrollo. También provoca un apetito insaciable durante la infancia.

3. Síndrome de Cohen:

También conocido como síndrome de Pepper, sus síntomas principales incluyen discapacidad intelectual, tamaño pequeño de la cabeza y tono muscular débil. La obesidad puede desarrollarse durante la niñez tardía o la adolescencia, lo que afecta solo la parte inferior del torso; los brazos y las piernas permanecen normales.

4. Síndrome de Bardet-Biedl: 

esta afección causa un aumento de peso anormal, junto con una serie de problemas de visión, dificultades cognitivas y anomalías en los genitales. Los niños con esta afección también pueden tener dedos adicionales durante el parto.

En cuanto a la conexión hereditaria, la obesidad no se comprende completamente. Las probabilidades de desarrollar obesidad son mayores si uno o ambos padres son obesos, no sólo por razones genéticas, sino también por las elecciones de estilo de vida de en el núcleo familiar.

*Es importante que siempre lo determine y trate el médico con los protocolos pertinentes*

Medicamentos:

Ciertos tipos de medicamentos, como antipsicóticos, antidepresivos, antiepilépticos, corticosteroides y antihiperglucémicos, pueden hacer que aumente de peso si se usan a largo plazo.

*Es importante que siempre lo determine el médico con los protocolos pertinentes, por tanto, si estás usando alguno de ellos en este momento para tratar una determinada afección médica, consultalo con tu médico para encontrar una alternativa que no afecte tu peso.*

Razones psicológicas:

En algunas personas, ciertas emociones desencadenan el hambre. El aburrimiento, la tristeza y el estrés son solo algunos ejemplos que pueden hacer que una persona coma más de lo necesario. Si bien la mayoría de las personas obesas suelen experimentar el mismo tipo de trastornos psicológicos que las personas con peso normal, se estima que el 30% de las personas que buscan tratamiento para la obesidad tienen problemas psicológicos para controlar sus atracones.

*Es importante que siempre lo determine y trate el médico con los protocolos pertinentes*

Factores ambientales y económicos:

Ciertos factores ambientales o económicos entran en juego con respecto al aumento de peso. Por ejemplo, los problemas financieros pueden llevarnos a ingerir alimentos procesados ​​listos para comer con más frecuencia que alimentos orgánicos saludables.

Otras veces, la falta de instalaciones para hacer ejercicio cercanas a casa o problemas de seguridad en tu vecindario que te obliga a que salgas lo necesario,  pueden aumentar tu riesgo de obesidad por inactividad física deportiva.

 

Ahora que sabes que la obesidad tiene muchas causas que podríamos dividir en  endógenas como exógenas, veamos qué le ocurre a tu salud si no tomas acción para salir de ese estado físico.

 

Efectos perjudiciales de la obesidad en tu salud y sus síntomas

 

La obesidad es un problema de salud que debe abordarse de inmediato, ya que puede causar diversas complicaciones, muchas de las cuales son graves. A continuación se muestra una lista de posibles complicaciones que pueden surgir debido a la obesidad, así como sus síntomas para que puedas reconocer algunas si padeces de esta enfermedad sin saberlo.

  • Diabetes tipo 2:

La mayoría de las personas obesas desarrollan diabetes tipo 2. Una afección en la que su cuerpo tiene niveles más altos de azúcar en sangre (glucosa) que el rango normal y saludable, debido a la resistencia a la insulina, quién es la hormona  producida por el páncreas para ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre en el rango normal.

Si padeces esta enfermedad, tu páncreas no puede producir suficiente insulina para satisfacer la demanda de su cuerpo, lo que resulta en niveles más altos de azúcar en sangre.

Cómo reconocerla: La afección puede causar varios síntomas, como micción frecuente, fatiga, infecciones recurrentes y dolores de cabeza. Si presenta alguno de estos síntomas, haz una prueba de detección de diabetes de inmediato.

  • Enfermedad cardiovascular:

La obesidad aumenta drásticamente el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, que es la acumulación de placa en las arterias. Si la placa limita gravemente el flujo de sangre a Tu corazón, puede ocurrir un ataque cardíaco.

cómo reconocerla: Los síntomas reveladores de un ataque cardíaco incluyen dolor de pecho, dificultad para respirar y palpitaciones.

  • Presión arterial alta:

También llamada hipertensión arterial ocurre cuando la fuerza del flujo sanguíneo es demasiado alta, lo que aumenta la carga de trabajo del corazón hasta el punto de dañar las arterias. Si sospecha que tiene presión arterial alta, hazte la una prueba.

Cómo reconocerla: Varían según casos pero si los resultados son superiores a 140/90, lo más probable es que tenga presión arterial alta. La hipertensión arterial generalmente no produce ningún síntoma, por lo que se la ha llamado la “asesina silenciosa”. sin embargo en ocasiones puede producir dolor de cabeza (cefalea).

  • Cálculos biliares:

Los cálculos biliares son depósitos duros y cristalinos que se crean dentro de la vesícula biliar. Por lo general, se elaboran a partir del exceso de una de estas tres sustancias: colesterol, bilis o bilirrubina (glóbulos rojos desechados). En el caso de la obesidad, las piedras suelen estar hechas de colesterol, y su tamaño puede variar, desde un grano de arena hasta el tamaño de una pelota de golf.

como reconocerlo: Generalmente no causan síntomas si no causan un bloqueo en el conducto pancreático. Sin embargo, si los cálculos se atascan, causan un dolor muy notable en la vesícula biliar, que puede durar varias horas. Esto ocurre generalmente después de una comida copiosa cuando la vesícula biliar libera bilis en el intestino delgado. Las náuseas, la fiebre, la orina del color del té y la piel u ojos amarillos son otros síntomas que también debe tener en cuenta.

  • Cáncer:

El instituto Nacional del cancer  ha observado que una mayor cantidad de grasa corporal puede contribuir a diversas formas de cáncer. La conexión no está clara, pero los médicos creen que la inflamación de bajo nivel causada por la obesidad puede dañar gradualmente su ADN con el tiempo y provocar cáncer. También se sugiere que las células grasas producen hormonas que conducen a la proliferación celular. Los siguientes tipos de cáncer se han relacionado con la obesidad:

1. Adenocarcinoma de esófago:

Las personas obesas tienen dos veces más probabilidades de desarrollar algún tipo de cáncer de esófago en comparación con las personas de peso normal. La obesidad extrema aumenta el riesgo hasta cuatro veces más.

2. Cáncer de mama:

Las mujeres obesas posmenopáusicas tienen un mayor riesgo de cáncer de mama. Además, un aumento de 5 puntos en su IMC ya puede aumentar su riesgo en un 12 %.

3. Cáncer de cardias gástrico

Éste tipo de cáncer afecta la parte superior del estómago cerca del esófago. La obesidad duplica su riesgo de desarrollar cáncer en esta área.

4. Cáncer de hígado:

Los hombres obesos desarrollan esta afección más que las mujeres, pero el riesgo para ambos sexos se duplica si su IMC es alto.

5, Cáncer de riñón:

Entre las personas obesas, el cáncer de riñón es el tipo más común de cáncer de riñón que se puede desarrollar. Tener un IMC alto duplica su riesgo en comparación con las personas de peso normal.

6. Cáncer de páncreas:

Las personas con sobrepeso y obesidad tienen 1,5 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de páncreas que las personas con peso normal.

7. Cáncer colorrectal:

El riesgo de desarrollar este tipo de cáncer entre hombres y mujeres obesos es un 30% mayor que en las personas de peso normal.

8. Cáncer de endometrio:

Las mujeres con sobrepeso y obesidad tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollar cáncer de endometrio en comparación con las mujeres que tienen un peso normal.

 

  • Osteoartritis:

El dolor en las articulaciones de caderas y en la espalda suele ser común en las personas obesas, porque el gran peso ejerce una presión adicional sobre las articulaciones.

como reconocerlo: Dependiendo de los síntomas, el dolor puede ser leve o puede ser tan severo que puede dificultar sus actividades diarias.

 

 

Tanto como si es genética o no, la obesidad se puede prevenir y controlar con tres puntos: mentalidad positiva, cambio de alimentación, actividad física.

 

Prevención de la obesidad: estrategias efectivas

Afortunadamente, la obesidad se puede prevenir. Hay muchas estrategias disponibles ques puede implementar, pero es importante comenzar primero creando la mentalidad adecuada. Sin la actitud adecuada, es posible que tenga dificultades para perder peso tanto si cuentas con ayuda profesional o si pretendes combatirla por tu cuenta.

 

1. La dieta:  crucial para deshacerte del exceso de peso

Ya hemos visto que un gran contribuyente del exceso de peso son las malas elecciones dietéticas. Tendrás que eliminar de tu dieta los alimentos que son perjudiciales para tu salud, sí o sí. Sin titubeos,  especialmente los que tienen un alto contenido de azúcar y grasas trans. Si no encuentras como hacerlo, adopta cualquiera de estas cinco estrategias efectivas :

REDUCE DRÁSTICAMENTE O ELIMINA LOS ALIMENTOS AZUCARADOS DE TU DIETA: con el objetivo de eliminar los alimentos azucarados de su dieta, especialmente aquellos que contienen fructosa. Este tipo de azúcar es uno de los mayores contribuyentes a la creciente epidemia de obesidad en Estados Unidos. Causa estragos en su salud al disminuir ciertas funciones digestivas, como la grelina ( hormona del hambre), lo que hace que coma en exceso.

Se convierte en grasa más directamente que cualquier otro tipo de azúcar. Y si se consume con regularidad, puede contribuir a la resistencia a la insulina, aumentando sus posibilidades de desarrollar diabetes. Para ayudarlo a perder peso, es importante que limite estrictamente su consumo de azúcar a solo 15 gramos al día, incluidas las frutas.

•REDUCE Y EVENTUALMENTE EVITA EL CONSUMO DE GRANOS: junto con el azúcar, los granos son otro factor importante que contribuye al aumento de peso. Contienen gluten, un compuesto elástico que impide la absorción adecuada de nutrientes de los demás alimentos que consume. Además, los granos se convierten en azúcar cuando se digieren, lo que genera un exceso de peso. Las fuentes de cereales comunes que debes reducir son el pan, el arroz,  la pasta. (no integrales), las patatas.

•AUMENTA TU INGESTA DE GRASAS SALUDABLES:  a medida que comienza a disminuir su dependencia de los cereales y los alimentos azucarados, debes  aumentar la ingesta de grasas saludables. Contienen compuestos específicos que pueden brindar una variedad de beneficios para la salud, especialmente si estás tratando de perder peso. Las grasas saludables ayudan a sentirte satisfecho y saciado por más tiempo, lo que ayuda a reducir la ingesta extra de calorías. También son una buena fuente de energía porque duran más que la energía proporcionada por el azúcar.

Adicional a ello, las grasas saludables ayudan a evitar aumentar sus niveles de colesterol. Más importante aún, las grasas saludables juegan un papel importante en la absorción de nutrientes, porque muchas vitaminas y minerales son liposolubles (ADK).

Si tu cuerpo solo tiene una pequeña cantidad de grasa saludable, los nutrientes solubles en grasa no se absorben de manera eficiente, lo que lo hace perder sus beneficios para la salud.

Excelentes fuentes de grasas saludables incluyen cocos y aceite de coco , carnes y productos lácteos alimentados con pasto, nueces crudas y yemas de huevo de pasto orgánico. El pescado también es rico en grasas saludables, especialmente el salmón salvaje, las anchoas y las sardinas. Sin embargo, si consumes pescado, asegúrate de comprarlo sean frescos y no empaquetados, ya que el pescado lleno de toxinas y conservantes.

COME MÁS VERDURAS : si te lo puedes permitir, consumelas orgánicas. Las verduras son bajas en calorías y ricas en varios nutrientes que pueden contribuir a una salud óptima. Su beneficio principal d es su alto contenido de fibra, lo que ayuda a reducir el riesgo de ciertas complicaciones de salud relacionadas con la obesidad ( estudio) ( estudio) , reduciendo así el riesgo de enfermedad cardíaca en un 40 %. Al parecer, 7 gramos de fibra que consume cada día, reduce el riesgo de desarrollar un derrame cerebral a un 7%  (estudio)

2. El ejercicio físico: es clave para ayudarte a perder peso

El ejercicio es otra estrategia importante para perder peso que no debes ignorar porque no sólo te ayuda a evitar el exceso de peso al quemar las calorías que has consumido, sino que también te ayuda a mejorar su función cognitiva.( estudio)

Cuando se trata de hacer ejercicio para reducir la obesidad, es importante empezar de forma lenta y sencilla para que tu cuerpo se vaya acostumbrando a esa actividad extra de forma progresiva. En este sentido la frecuencia y la duración son más importantes que la intensidad del ejercicio. Puede comenzar con actividades simples como caminar, nadar y montar en bicicleta. Esto ayudará a reducir la tensión en las rodillas y otras articulaciones, de modo que puedas acostumbrarte a una mayor actividad física en el futuro.

Es recomendable intentar hacer ejercicio de cuatro a cinco días a la semana durante un tiempo total de 30 a 60 minutos en actividad baja moderada. Puede dividirlo en sesiones más pequeñas los primeros días para permitir que tu cuerpo se adapte,al cabo de 1 o dos semanas, comienzas a  aumentar gradualmente la intensidad a medida que mejoras.

Lo más importante es escuchar cómo responde tu cuerpo mientras haces ejercicio. Es muy probable que debido a la falta de actividad física, te resulte difícil realizar movimientos físicamente extenuantes, por lo que es importante estés atento a las sensaciones. Si siente algún tipo de dolor agudo en los músculos y/o articulaciones, detén el ejercicio y descansa. y no olvides mantenerte hidratado/a, porque la obesidad tiende a deshidratarse.

Por último, es posible que desees buscar la ayuda de un fisioterapeuta  entrenador personal/ nutricionista para que te ayude a crear un programa de ejercicios que se adapten a tus actividades preferidas, de modo que puedas disfrutar del ejercicio a largo plazo.

 

DIAGNÓSTICO DE TU OBESIDAD.

En lulasgym contamos con profesionales de la salud. Nutricionistas clínicos, Entrenador Personal certificado para ayudarte a salir adelante de tu condición actual. Guiándote paso a paso a tener un cambio de estilo de vida

Para diagnosticar la obesidad,  generalmente partimos de  un examen físico y recomendaremos algunas pruebas. Estos exámenes y pruebas generalmente incluyen:

TU HISTORIAL MÉDICO.

Revisaremos tu historial de peso, esfuerzos para perder peso, actividad física y hábitos de ejercicio, patrones de alimentación y control del apetito,otras afecciones has tenido, medicamentos, niveles de estrés y otros problemas relacionados con su salud. Además también  tomamos en cuenta el historial médico familiar para ver si puede estar predispuesto a ciertas afecciones.

CALCULAMOS  TU IMC .

El cual revisaremos con frecuencia para  determinar  progresos  y  tratamientos apropiados.

MEDIMOS LA CIRCUNFERENCIA DE TU CINTURA.

La grasa almacenada alrededor de su cintura, a veces llamada grasa visceral o grasa abdominal, puede aumentar aún más su riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes. Al igual que la medición del IMC , la circunferencia de su cintura ha de revisarse periódicamente.

COMPROBACIÓN DE OTROS PROBLEMAS DE SALUD.

Si tiene problemas de salud conocidos y que no es competencia nuestra, el equipo los tomará en cuenta y remitirá a otros profesionales de ser necesarios.

ANÁLISIS DE SANGRE.

Los exámenes que se te realicen dependen de tu salud, factores de riesgo y cualquier síntoma actual que puedas tener. Los análisis de sangre pueden incluir  prueba de colesterol, pruebas de función hepática,  prueba de glucosa en ayunas prueba de tiroides entre otros.

La recopilación de toda esta información nos permitirá al equipo profesional determinar cuánto peso necesitas perder y qué afecciones o riesgos de salud posees, lo que nos guiará en las decisiones de tratamiento nutricional – deportivo.

 


Si necesitas ayuda contáctanos, cuéntanos tu caso. Te asesoramos para que logres combatir la obesidad sin poner en riesgo tu salud. Queremos que te sientas saludable, con energía y feliz de lograr tu objetivo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • https://www.scielosp.org/article/csp/2003.v19suppl1/S101-S110/es/
  • https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/nutricion/observatorio/Resumen_resultados_informe_OCD-NAOS.pdf
  • https://www.revespcardiol.org/es-exceso-peso-espana-situacion-actual-articulo-S0300893218303877
  • https://www.webmd.com/hypertension-high-blood-pressure/ss/slideshow-hypertension-overview
  • https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19335713/

Leave a Comment

*Required fields Please validate the required fields

*

*